Conectese con nosotros

Entrevistas

Raimundo Martínez: Amor Amarillo

La primera vez que conocí a Raimundo Martínez Amar, colgaba riéndose a carcajadas de un andador saltarín, era sólo un bebé y muy simpático por lo demás.

Hoy casi 20 años después, tengo el gusto de reencontrarlo haciendo una prometedora carrera como jugador, partiendo a Francia a jugar por el Brive Rugby Club, y además habiendo jugado una infartante final por su querido Country Club, en el TNC Top 8 contra Universidad Católica.

Ex alumno del Grange School, estudiante de Ingeniería de la Universidad Católica, jugador de PWCC, el mayor de 5 hermanos, e hijo de destacados deportistas como lo son su madre Ana Claudia Amar (hockista) y su padre Raimundo Martínez (rugbista). No me cabe la menor duda que lo que se hereda no se roba, pero el gran mérito a mi juicio de esta joven promesa del rugby nacional, es su rigurosidad de trabajo y poder de autocrítica después de cada partido, lo que lo ha llevado a superarse y no a conformarse con su trabajo dentro y fuera de una cancha de rugby. Junto a Raimundo recorreremos su vida y proyectos con la ovalada, que a pesar de ser muy joven tiene mucho para contarnos.

P.- ¿Cuéntanos por qué le tienes tanto cariño y respeto al rugby de tu Club (PWCC)? ¿Qué sientes que tiene Country qué lo hace diferente para ti?

R: “Para mí el Country Club siempre fue como un segundo hogar. Cuando era pequeño iba todos los domingos a su escuelita de rugby y todos los veranos me quedaba a los Summer Activities. Cuando empecé a ir al gimnasio a entrenar, siempre preferí ir al del PWCC que al gimnasio del Colegio (The Grange School), aunque todos mis amigos fueran al del colegio. En cuanto a la rama en sí del Rugby de PWCC, para mí su escuelita fueron los años que más disfrute del rugby y ahora también jugando por la adulta.”

“Cuando volví a PWCC me integre súper rápido, me hice inmediatamente amigos con mis compañeros en la M18 y tuve entrenadores muy cariñosos y cercanos, entre ellos me gustaría destacar a Tomás Pino. La verdad,es que la acogida que tuve en el Club no era algo a lo que estaba acostumbrado, siempre trataba a los entrenadorescon mucho respeto y distancia, por ejemplo, los trataba de sir o míster, y pasar a tratarlos no precisamente como iguales pero si como amigos, simplemente me hacía sentir un mayor grado de pertenencia al PWCC. También la acogida de mis compañeros más grandes que jugaban en la adulta, era algo a lo que no estaba acostumbrado. Una vez jugando en la adulta, me di cuenta de la forma en que este grupo de personas se preocupaban el uno por el otro, ó sea este año han ocurrido una cantidad de cosas en el Club, y ver como se cuidan entre ellos en los momentos difíciles por ejemplo, en verdad que es muy lindo.”

“No encuentro que el Country Club sea especial, y tampoco creo que debería serlo, pero si encuentro que por lo menos en lo que es el trato de las personas, la estructura de este Club para mí, es lo que los clubes deportivos deberían ser, o por lo menos apunta a ser eso; una comunidad de gente que se banca entre ellos amuerte, que no te juzga de dónde vienes, ni qué tan bueno eres para el rugby, sino más bien te miden por tu calidad de persona.”

P.- Tu paso por la Selección Nacional. Háblanos de tus sensaciones cuando fuiste convocado la primera vez y logros en ella.

R: “Cuando estaba en III Medio jugaba con los hermanos Domingo y Clemente Saavedra por el Grange, que ahora ya llevan un buen rato en la Selección Nacional, a ellos siempre les preguntaba cómo eran los entrenamientos de la selección, que tanto estaban entrenando y la verdad que desde esos momentos que me moría de ganas de ser llamado a jugar por Chile. En IV Medio me llamaron a mi primer concentrado, de verdad que para mí la situación era de vida o muerte, quizás me pase mucho de rosca y ahora me da risa, pero es que ese primer concentrado fue súper bonito, fueron tres días en que nos pegamos mucho, y al final tuvimos un partido interno con lluvia que fue muy duro, después de eso, nunca falte a ningún entrenamiento.”

“En ese proceso quedé de hooker, me tocó jugar el Sudamericano M20, el cuál perdimos contundentemente contra Uruguay, por lo que a partir de esa derrota me motivé para hacer las cosas mejor mi último año como M20 yganarle a Uruguay en el sudamericano que venía y capitaneando esa generación, donde logramos armar un tremendo grupo. Lamentablemente, a pesar de empezar ganando y haber hecho un tremendo partido, no se pudo ganar, pero por lo menos me quede con la satisfacción de que dimos todo. A partir de eso, empecé a entrenar con la adulta donde hace poco me toco debutar contra Paraguay.”

P.- The Grange School. ¿Son los colegios británicos para ti semillero de jugadores con más oportunidades de ser destacadosen Chile? ¿Qué es lo que valoras más del rugby del Grange?

R: “Por supuesto, los colegios británicos tienen la gracia que “obligan” a un gran número de niños a desarrollar el rugby en sus clases curriculares, a familiarizarse con este deporte, y mientras antes se le introduzca el deporte a un jugador, mejor creo va a ser. Para mí, el problema radica en que en los clubes de ex alumnos no hay cabida para la gran cantidad de jugadores que se forman en sus colegios. Existe mucho jugador que no es tan talentoso para el rugby, por lo que al salir del colegio simplemente se retiran porque en el club ni siquiera lo citan. Yo tengo compañeros de colegio que si se metieran a algún club abierto jugarían mucho más, quizás incluso por primera, pero por lealtad al colegio o quizás mucho orgullo, prefieren dejar de jugar al rugby que meterse a alguno de estos clubes. Está situación es una lástima, uno nunca sabe cuándo un jugador de rugby va a explotar, no porque seas malo a los 18 años significa que nunca vas a llegar a ser jugador en Primera, quizás incluso seleccionado, por que no.

«Para mí los jugadores de los colegios británicos deberían ser peleados por los diferentes clubes y repartirse en diferentes lugares, también encuentro que las canteras de los clubes tienen una deuda pendiente. Es muy extraño que un jugador de escuelita de un club abierto, termine jugando por el equipo de adulta de ese club, la mayoría se va perdiendo en el tiempo. Los jugadores formados en mi Club empezaron a jugar en I Medio, o más tarde, y para ese entonces ya tienen una gran desventaja, que por supuesto pueden superar. No sé porqué ocurre esto, pero encuentro que es algo en lo que se debe trabajar.”

P.- La ciudad de Brive-la-Gaillarde, Francia, tu nuevo destino. ¿Cómo fue que se dieron las cosas para llegar a jugar en el Brive RC? ¿Por cuánto tiempo vas? ¿Cuáles son tus expectativas allá?

R.- “Yo hace mucho rato que estaba buscando alguna oportunidad para irme a jugar afuera, tengo a un muy buen amigo jugando en el Bayonne, Iñaki Ayarza, y en verdad que tenía muchas ganas de formar parte de un club en Francia. Entonces, cuando me di cuenta de que Danko Alarcón estaba armando una academia del Toulouse en Chile,y que llevaba jugadores al Toulouse a probarse en el club de rugby, hable con él y quedamos en que me iba a ir a probar. Me fui a probar al Toulouse en Agosto de este año, junto a dos jugadores más, Gabriel Ljubetic de Old Boys y Tomás Salas de COBS, ahí estuvimos dos semanas, al finalizar esas dos semanas la verdade s que no me fue tan bien. A mí y a Gabriel nos ofrecieron jugar por un club de Federal 2 (4ta división),y la verdad es que no es lo que quería, yo quería jugar en un Espoir (M22) para así poder formarme como jugador.”

 “A Tomás Salas en cambio le fue bien, le ofrecieron jugar por Espoir de Toulouse esta temporada, y cuando se dio cuenta que no habíamos quedado nos dio el contacto de Luke Curtis, un amigo suyo y también jugador de COBS, que a la vez tenía un amigo metido en el Brive el club de rugby en Francia, me contacté con él, la verdad que súper simpático y si no fuera por él nada de esto hubiera sido posible, me contactó con el entrenador de Espoir de Brive, le mandé mi currículo deportivo y un video de mis mejores jugadas, le gustó y así es como logré que me aceptaran en el Espoir de Brive.”

 “En cuanto a expectativas, la verdad es que no me quiero hacer muchas, solo quiero llegar allá, aprender lo más posible de la estructura profesional y ojalá ganarme un puesto en el equipo y jugar lo más posible.”

P.- Prince of Wales Country Club Rugby en una frase.

R.- “Esfuerzo, compromiso, resiliencia y hermandad”

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en Entrevistas