Conectese con nosotros

Entrevistas

Gustavo Zerbino: Rugbista al 100%

Gustavo Zerbino Stajano, uruguayo, se declara un hombre feliz y que agradece día a día el estar vivo, padre de 6 hijos (4 hombres y 2 mujeres), su área profesional ligada a la Farmacéutica internacional en su país y fue Presidente de la Unión de Rugby del Uruguay.

Ha pertenecido a comisiones de la Unicef, participado en proyectos de reinserción en cárceles y como operador terapéutico contra las adicciones en Uruguay. Vicepresidente y cofundador de Rugby sin Fronteras, fundación que organiza acciones de alto impacto a nivel mundial, promoviendo la Paz, el Respeto y la Solidaridad a través de la ovalada.

Gustavo Zerbino junto al medio scrum de Old Boys Roberto «Polilla» Haritcalde

Aunque a sus cortos 19 años pasó una de las pruebas más increíbles para un ser humano, como es sobrevivir 72 días a un choque de avión en unas de las montañas nevadas más crudas del Mundo, la Cordillera de los Andes, junto a su equipo de rugby de Old Christians con quienes viajaban a jugar a Chile contra Old Boys, en esta nota no queremos hablar de milagros, tampoco de sobrevivencia, sino del amor y compromiso a este Deporte que Gustavo profesa y contagia día a día.

¿Dónde te sientes más cómodo hoy, ¿dentro o fuera de una cancha de rugby?

«Un rugbista, es rugbista para toda la vida, es una filosofía de vida. Cuando sos joven, puedes jugar, correr, hacer amigos y entender que importante es cuando el yo se convierte en nosotros y un equipo tiene un objetivo, que es disfrutar, divertirse y hacer las cosas mejor que un rival. Toda la adrenalina que se siente adentro de una cancha de rugby es maravilloso, después te vas reconvirtiendo y pasas por otras funciones, yo soy dirigente de rugby de toda la vida, un dirigente con “botines”, siempre al lado de la cancha y al lado del jugador. Así que hoy, viendo a mis hijos jugar, a mis amigos, ahora vengo a ver a Uruguay (Selección M20 en el Sudamericano en Brasil), me siento protagonista porque estoy siendo parte de una fiesta de un deporte maravilloso, que me permitió vivir a mí y a todos nuestros amigos”.

¿Te acuerdas la primera vez que viste una pelota de rugby y la tomaste, que sentiste? ¿Qué edad tenías y dónde estabas? ¿Cómo llegaste a jugar rugby y por quién?

«Tendría unos 6, 7 años, fue en el Colegio Stella Maris (Montevideo, Uruguay), con los brothers irlandeses, que entré en contacto con la pelota, en un patio, en la cancha donde una pelota ovalada que picaba para todos lados. Al principio, no entendíamos mucho porque estábamos acostumbrados como uruguayos, que nacimos con una pelota de fútbol al lado y bueno, después éste se convirtió en una gran pasión y no la dejé nunca. Hoy, está incorporada en mi vida”.

¿Cuál es tu posición en la cancha? ¿En qué posición además de la tuya, hubieras querido jugar? ¿Por qué?

«Yo jugué al rugby, debuté en Primera de primer inside, 10 meses después del accidente (de los Andes en Chile, 1972), que había perdido 35 kilos. Jugué en el Sudamericano del 73, en San Pablo (Brasil), la primera vez que Uruguay le ganó a la selección de Chile y debuté de wing ¾. Después hacía tanto frío en invierno, que no llegaba la pelota al wing, decidí empezar a jugar de wing forward y en el sudamericano del 77 jugué de wing forward, en el Sudamericano de Tucumán (Argentina). Y terminé jugando en la reserva de 8, de octavo, lindo puesto así que, jugué de muchos puestos, porque cuando no teníamos gente tuve que jugar de medio scrum, de apertura, hasta de full back, en casi todos los puestos de la línea. Cuando no llegábamos a 15 jugadores, teníamos que jugar 2 y 3 partidos por fin de semana, ya que se habían muerto casi 20 jugadores del Club”.

Rugby sin Fronteras, sin lugar a dudas una fundación que tiene mucho corazón y nada de egos, algo tan propio de nuestros tiempos. ¿Pensaste del impacto social que podría llegar a tener hoy a sus 10 años de existencia? ¿Cuál fue tu mayor motivación, si nos remontamos a 10 años atrás?

«Rugby sin Fronteras, es una locura que con un hermano de la vida, que es Bautista Segonds, decidimos fundar con un grupo de amigos, en donde podríamos utilizar el rugby como herramienta de transformación de la sociedad, haciendo acciones de alto impacto en el Mundo, donde se fomentaran los valores que serían necesarios de internalizar y automatizar en la sociedad, como el respeto, la paz, la solidaridad. Así que, nunca nos imaginamos que hubiéramos llegado tan lejos, pero como consideramos que las cosas posibles demoran un rato, y las imposibles un rato más, todas las locuras que se nos iban ocurriendo con Bautista y todos los amigos de la Fundación Rugby sin Fronteras, las fuimos haciendo de a una y bueno, son muchas, siempre yendo por todos los rincones del Mundo, llevando el valor del rugby, el respeto y la paz, así que, estoy muy contento y orgulloso de todo lo que pudimos hacer y todavía muy entusiasmado por hacer todo lo que falta”.

Gustavo Zerbino 2019, ¿me lo podrías definir en una sola frase?

“Soy una persona agradecida, que practica la gratitud diaria, que vive preparado para lo peor esperando siempre lo mejor y que disfruta plenamente la vida”.

Gustavo Zerbino, tercero de la izquierda, junto a  Pedro Algorta, tercero de la derecha, dos de los sobrevivientes de Los Andes en 1972, acompañando a los familiares de los mineros atrapados en la Mina San José en 2010.

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en Entrevistas