Conectese con nosotros

Opinión

Los Borders: autenticidad, identidad local y rivalidad

Los Borders constituyen una región del sureste de Escocia, entre Edimburgo e Inglaterra a lo largo del río Tweed. Tierra tradicional de rugby, algunos especialistas atribuyen a los romanos la implantación de la ovalada en esos parajes.

Por Tata NAVARRO

Efectivamente los reductos más notables de rugby se encuentran a lo largo de una ruta romana, Dere Street, y que recorrerá un ejército que practicaba el haspartum y que habría enseñado a las tribus autóctonas este juego que muchos aseguran es el ancestro lejano del rugby. Los romanos terminarán por volver al lugar de donde vinieron, pero el haspartum, se quedará en esa tierra fronteriza para transformarse en un juego nuevo y que oponía dos equipos constituidos por varones de un mismo lugar.

Según cuenta la leyenda, en los ba’games los jóvenes guerreros utilizaban como balón las cabezas cortadas a sus enemigos: ingleses o simples habitantes de un valle vecino. Con el paso del tiempo este tipo de pasatiempo fue considerado una amenaza para el orden público y quedó prohibido por las autoridades. Sin embargo, su práctica no desapareció como esperado, lo prueba por ejemplo, en 1815, la organización por parte de Walter Scott, escritor celebre y al mismo tiempo alto dignatario de la región (condestable), de un ba’game entre pastores, en el castillo del riquísimo duque de Buccleuch en Bowhill (Selkirk).

Es verdad que se trataba de celebrar, ni más ni menos, la derrota de Napoleón. Serán después los empresarios de Yorkshire (Inglaterra), instalados en la región a mediados del siglo XIX para desarrollar la industria textil, quienes implantarán el rugby a XV.

A diferencia de lo ocurrido en el resto de Escocia, el rugby en los Borders se arraigará en un hábitat disperso donde se mezclan estrechamente los mundos industrial y rural: El rugby es para todos, pero es el deporte preferido de obreros y agricultores. Podemos decir que los Borders constituyen un microcosmo sociológico que nos recuerda el sur del País de Gales o la región de Limerick en Irlanda.

No deberíamos reducir las rivalidades rugbísticas a una oposición de los Borders con Edimburgo (la capital al norte) o Inglaterra. El espíritu de frontera encuentra tema para manifestarse en el seno mismo de este territorio de valles azotado por conflictos de clanes. El bandidismo tuvo su época y el porcentaje de criminalidad actualmente es ínfimo, pero fidelidades feroces y rencores antiguos persisten vivamente: Estas se han trasladado a las canchas de rugby.

Galashiels y Melrose

Dos localidades, irreconciliables a más no poder, son el emblema rugbístico de los Borders: Galashiels y Melrose. Melrose, con dos mil habitantes es un pueblito a la vez burgués y rural. Galashiels es una ciudad de quince mil habitantes y donde la declinante industria textil está aún presente. Después de la revolución industrial, ambas localidades tienen destinos radicalmente diferentes. Sin embargo, sus equipos de rugby respectivos tienen orígenes comunes: en 1873 un empresario de Yorkshire forma un equipo en Galashiels al que se suman habitantes de Melrose. Se logra un compromiso y los partidos se realizan turnándose ambos lugares, pero el acuerdo es frágil y no resiste a la distancia geográfica y a las rivalidades locales. Una noche, un comando desde Melrose viene a robar los palos para llevárselos at home, llevándose al mismo tiempo los colores del equipo (negro y amarillo).

Gala RFC y Melrose RFC nacen de una ruptura, pero sus destinos van a quedar entrelazados. Si bien Melrose pasa a la posteridad porque uno de sus miembros, Ned Haig, inventó en 1883 el seven a side, Gala tiene un rol preponderante en esta historia.

Efectivamente, como el Melrose decide doblar el precio de las entradas al estadio para un partido a XV, los hinchas del Gala entrarán sin pagar, lo que provocará un severo déficit y que el club intentará subsanar, proponiendo organizar el primer torneo de seven. Melrose superará a su rival durante una final con un arbitraje muy dudoso, pero Gala cobrará su revancha al año siguiente.

Después de la ruptura, Gala que vestirá desde ese momento una camiseta burdeos, superará a Melrose en la escena rugbística. Vendrá la profesionalización hacia 1993, lo que malogrará la situación de Gala, debido a la partida de jugadores importantes al rugby inglés y al finalizar la temporada 1994-95 será relegado a segunda división, perdiendo sponsors y espectadores. Melrose resistirá mejor el embate del profesionalismo, la partida de jugadores al rugby inglés será compensada con un buen rendimiento en la cancha, un sponsor importante y una buena taquilla.

H Cup – Copa Europea de Campeones

En 1997, para poder ser competitivos con las provincias irlandesas, en la Copa de Europa recién creada, la Federación Escocesa (SRU), decide establecer franquicias. La SRU decide crear una provincia en los Borders, pero administrada desde Edimburgo, lo que no podía funcionar, trayendo terribles consecuencias en la región, que perderá a sus mejores jugadores y sin obtener nada a cambio.

Participando en la H Cup y en la Liga Celta, la nueva provincia no obtendrá nunca resultados concluyentes. Su popularidad irá incluso disminuyendo y los espectadores no se reconocerán en este equipo. En serias dificultades financieras, la SRU decide poner fin a la aventura de los “Borders Reivers” en el 2007. En su último balance, la franquicia arroja un déficit de 35 millones de euros, algo que la Federación es incapaz de cubrir. La SRU gastará millones de libras en equipos impopulares, sin identidad, sólo Edimburgo logrará tener resultados en la H Cup, actualmente está presente Glasgow en la Copa Europea de Campeones, lleva dos partidos perdidos, el primero frente al club inglés Chiefs de Exeter y luego en casa contra Leinster de Irlanda.

El alto nivel partirá de los Borders. El viejo estadio de Netherdale en Galashiels sólo acogerá algunos partidos de las selecciones juveniles. Gala y Melrose vegetarán, como los otros clubes de los Borders, en las divisiones nacionales escocesas y el único orgullo de la región será el torneo anual de seven a side, organizado por el club de Melrose.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Más en Opinión